RENACER CULTIRAL

RENACER CULTIRAL
Solo la cultura salva los pueblos.

domingo, 6 de mayo de 2018

Posted: 06 May 2018 09:57 AM PDT
http://www.diariocristal.com/relaciones-diplomaticas-republica-dominicana-china/
foto-banderas-de-rd-y-china
Por: Julio Díaz Sosa /
El pasado lunes 30 de abril de 2018 el Gobierno dominicano anunció un hito histórico transcendental en la historia de las relaciones internacionales de la República Dominicana, el establecimiento de relaciones diplomáticas con la República Popular China. Con este hecho histórico la República Dominicana rompe los lazos de amistad con la isla de Formosa o Taiwán, que se remontan al año 1941. Con este rompimiento de los lazos diplomáticos Taiwán sólo cuenta con 19 países que lo reconocen como una nación, donde la mayoría de esos países se encuentran en América Latina.
Sin duda alguna, el establecimiento de relaciones diplomáticas con China le abre una ventana de oportunidades a la República Dominicana que serán claves para su desarrollo en materia económica. China es la segunda economía del mundo en cuanto al Producto Interno Bruto (PIB) nominal con 11.2 trillones de dólares en el año 2016, representa un mercado potencial de 1, 400 millones de habitantes, donde en los últimos años han visto más que triplicar sus niveles de ingresos. El ingreso per cápita de los chinos supera los 10 mil dólares en términos nominales, y es el país donde en los últimos años el número de millonarios ha aumentado más rápido de forma exponencial.
En el ámbito comercial estas relaciones pueden potencializar enormemente las exportaciones dominicanas que se han visto estancadas, tanto por factores monetarios (sobrevaluación del tipo de cambio nominal), como de diversificación de mercados y de productos. En el año 2005 las exportaciones dominicanas fueron de 5,600 millones de dólares en términos nominales y en el 2015 fueron del mismo monto. Con el acceso al mayor mercado de consumidores del mundo, la República Dominicana puede incrementar de forma significativa sus exportaciones, y atraer parte de esa afluencia de inversiones chinas que está llegando a la región latinoamericana. China en el 2016, de acuerdo al portal U.S. News fue el tercer país con mayor inversión extranjera directa en el mundo con 170.6 mil millones de dólares. Y de acuerdo al sitio web Statistical Portal, los turistas chinos fueron los que más gastaron en el mundo en el año 2016 con un total de 261 mil millones de dólares. Esto representa una gran oportunidad de desarrollo para la República Dominicana, ya que es una economía que no genera las divisas suficientes y los sectores claves que generan divisas como turismo, zonas francas y las remesas son muy susceptibles al comportamiento económico de la economía estadounidense, es hora que la República Dominicana inicie la diversificación de sus mercados e incentive la inversión extranjera en el sector industrial para desarrollar el aparato industrial nacional, para producir bienes y servicios con mayor valor agregado, y de esa forma incrementar nuestras exportaciones.
A pesar de los grandes beneficios que representan para el país el establecimiento de las relaciones diplomáticas con China en el ámbito económico, tenemos que tener mucho cuidado en el manejo de esas relaciones en el ámbito geopolítico y de cooperación. Por tal razón, la República Dominicana debe manejar con mucho tacto estas relaciones y sobre todo pensar en sus intereses, específicamente sobre la base de ganar y ganar. El Gobierno dominicano debe asumir la tesis del ex Secretario de Estado de los Estados Unidos durante la administración del presidente Dwight D. Eisenhower, John Foster Dulles que decía lo siguiente: “Los Estados Unidos no tiene amigos ni enemigos, sino intereses.”
China está utilizando la diplomacia de los dólares para ganar adeptos en países pobres de África y América Latina donde la influencia de los Estados Unidos es determinante, específicamente en América Latina que es la zona de hegemonía e influencia por excelencia de los Estados Unidos. Hace varios años, China anunció la construcción de un Canal transoceánico en Nicaragua para competir con el Canal de Panamá, por un monto estimado en 30 mil millones de dólares, y a la fecha nada se ha concretizado.
El Gobierno chino realiza esas promesas de financiamiento para proyectos de infraestructuras y demás, amparados en la banca de la sombra en China, que en la actualidad representa poco más de 20 trillones de dólares. Esta banca de la sombra fue habilitada por el Gobierno chino para financiar proyectos de infraestructuras internos para evitar la ralentización de la economía china durante la crisis financiera del 2008, esto provocó que la deuda como porcentaje del PIB del gigante asiático pasara de 160% en 2008 a 300% del PIB en 2017. Este tipo de financiamiento no regulado por el sistema financiero chino también ha sido utilizado para financiar proyectos de infraestructura y para el desarrollo, hoy China tiene préstamos destinados para esos fines alrededor del mundo que superan los 54 mil millones de dólares, mucho más que los 52 mil millones del Banco Mundial en el 2017.  El monto de los préstamos internos de la banca de la sombra en China que están en riesgo de default o cesación de pagos supera los 476 mil millones de dólares de acuerdo con datos de Bloomberg.
Los préstamos que ofrece el Gobierno chino con condiciones de pagos laxas  y a tasas de intereses competitivas, trae consigo que el colateral de esos préstamos sean industrias estratégicas de los países donde realizan esos financiamientos, dada la poca transparencia del sistema financiero chino, esto alimenta el germen de la corrupción. Un ejemplo de ello sería que China decida adquirir o invertir en la mina de pueblo viejo, como condición ellos solicitarían que le otorguen un porcentaje jugoso de las utilidades que genere la mina, o en efecto una gran cantidad de oro, ya que China en estos momentos es el mayor consumidor de oro en el mundo.
En el plano geopolítico la República Dominicana y el Gobierno dominicano debe manejar con mucha sensibilidad el tema y evitar lo ocurrido con Odebretch que ha salpicado a toda la región, y específicamente aquellos países donde gobernaban los países del bloque del Socialismo del Siglo XXI. La oposición de los Estados Unidos a estos nuevos lazos no es que la República Dominicana haya establecido relaciones diplomáticas con China, sino que en los últimos años el capital estadounidense ha sido desplazado de la República Dominicana por capitales brasileños, y de otros países. Y ese capital ha financiado a gobiernos del socialismo del Siglo XXI que son hostiles al Gobierno estadounidense. El PLD gobernante ha sacado del tablero estratégico a los Estados Unidos en la República Dominicana, y los Estados Unidos sabe de la poca transparencia del sistema financiero chino, que podría destinar recursos a financiar gobiernos corruptos que podrían ser hostiles a los Estados Unidos como ocurrió en el caso de Odebretch.  Con un PLD gobernante hostil y el financiamiento de Pekín, los Estados Unidos podrían perder la hegemonía geopolítica sobre la República Dominicana debido a la enorme cantidad de recursos con que cuenta China.
Con el advenimiento de regímenes de derecha en la región Latinoamérica, es un claro indicativo que desde la península de Yucatán hasta la Patagonia retumba la tesis que pronunció en el Congreso de los Estados Unidos el 2 de diciembre de 1823, el presidente James Monroe cuando exclamó diciendo: “América para los americanos.”